¡Se me apagó el fuego! ¿y ahora qué?

¡Hola Buenos días Equipo Alive!

¿Cómo están? Dios me los bendiga.

Yo quería compartir este audio blog con Ustedes.

Hoy, estaremos hablando sobre el tema: “Se me apagó el fuego, ¿y ahora qué?”

Muchas veces cuando salimos de un Campamento, o Dios nos toca y nos habla, el aviva un fuego, una pasión dentro de nosotros.

La palabra Pasión en el Nuevo Testamento, bueno, tiene un significado también que conecta con Sufrimiento. Y cuando nosotros tenemos una Pasión por Cristo a veces sufrimos en el mundo físico donde vivimos. No es que, digamos alguien nos viene y nos castiga, físicamente y sufrimos por dolores, pero dolores emocionales, a veces dolores espirituales, abandono de amistades que amamos,  a veces nuestra propia familia nos lastima.

Eso nos pone inestables y buscamos una solución, y si no somos maduros en el Espíritu, entonces nos alejamos de Dios y buscamos las cosas del mundo. Y quizás el fuego se te ha apagado, pero Dios tiene diferentes planes contigo, Dios te ama, Dios está contigo y está a tu lado, su palabra lo dice.

Entonces, ¿Qué puedo hacer si el fuego se me  apagado? Si el fuego se te ha apagado, es tiempo que tu vayas donde Dios y le pidas ¡Señor avívame!, ¡Señor Resucítame!, ¡Señor cámbiame!, ¡Pon esta llama en mi corazón!

¿Cómo haces eso? Pero no escucho  la voz de Dios, tú búscalo. La palabra dice si tú me buscas, yo te buscaré y te encontraré. Búscalo, búscalo  en tu oración, búscalo en tu día, día, en tu mente, habla con él, conéctate espiritualmente con él.

Esta es tu continuidad. Si sigues con las cosas del mundo, más el Espíritu Santo se alejará de ti. Él estará ahí pendiente que tu regreses. Esperando por ti, protegiéndote. Pero tú debes siempre regresar a él, de buscar más de él.

¿Cómo puedo buscar más del Espíritu Santo? Jesús cuando se iba a ascender al cielo, dejo el Espíritu Santo como una guía, como un mapa, como un amigo, él es eso. Entonces, tú debes buscarlo, no entre la oscuridad sino en la luz. ¿Qué significa eso? Haciendo cosas de la luz, donde no hay pecado, lo que no es pecado. No puedo ir a una discoteca a buscarte Espíritu Santo, porque  él no está ahí. Puedo ir a la Iglesia a buscar donde está el Espíritu Santo, porque él está ahí, puedo ir a mi cuarto, en mi privado, a buscar porque él está ahí. Él no habita en el pecado, él habita en la luz.

Otra manera es sirviendo en la iglesia. Sé que puedes sentir feísimo, te puedes sentir todo emocionalmente “Down”, pero la emoción no es lo que guía tu vida espiritual, es tu disciplina personal lo que guía tu vida Espiritual. Entonces, tú debes tener la disciplina para decir, sabes que hoy me siento mal, hoy me siento como que no estoy conectado con Dios, pero hoy me levantaré para ir a buscar de Dios.

Entonces, ¿Cómo puedes servir? Metete al equipo de Ujieres, metete Alive o busca de Dios. Dile a Benny, Benny quiero, Benito, Solorzano, dile Benny quiero servir, ponme a servir, ¿qué hago? Hay siempre suficiente espacio para poder ayudar.

Ve a la Iglesia un Miércoles y habla con la secretaria, dile secretaria yo estoy aquí porque quiero servir, quiero apoyar y conéctate. Y vas a ver como poco las cosas del mundo se te van a ir alejando, porque tienes más del Espíritu Santo.

Entonces, ¿Cómo avivas ese fuego?

1. Buscando de Dios, número uno.

2.  Yendo donde la luz, no la oscuridad.

3. Sirviendo, en la casa.

Dios los Bendiga Hermanos y espero lo mejor para Ustedes.

Un gran abrazo.

Escrito por Salomon Paredes.

 

 

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *